martes, diciembre 08, 2009

Los gordos son seres asquerosos, según el gobierno mexicano

Son las siete y media de la mañana y veo en el autobús a un muchacho que va pensativo, tomándose el líquido de una botella de Coca-cola. Una Coca-cola de medio litro a las siete y media de la mañana… el asunto me recuerda los anuncios que el gobierno está sacando en televisión acerca de la obesidad: con el propósito de prevenir la diabetes, el Instituto Mexicano del Seguro Social se encuentra realizando una campaña mediática cuyo objetivo es el escarnio de las personas que tienen obesidad. El fin justifica los medios, dicen los clásicos y por eso, en los anuncios del programa PREVENIMSS las personas obesas son mostradas como seres asquerosos e inconscientes que merecen recibir burlas y ser víctimas del escarnio por irresponsables al atentar contra su salud.


Esta campaña, desde mi punto de vista, no sólo es cruel, sino también hipócrita: Es verdad que mucha de la gente obesa lo es por irresponsabilidad, pero también es cierto que el sobrepeso en México está apuntalado porque, en nuestros hábitos alimenticios están el exceso de refrescos y harinas. Y que en esto, la situación económica es un factor, pues el pan y el refresco llenan el estomago de muchas personas con pocos recursos. Pero sobre todo, la campaña de PREVENIMS es hipócrita: si el gobierno de verdad quisiera combatir la gordura, no se burlaría de los ciudadanos que la padecen, ni haría escarnio de ellos (como se ve en los videos que dejo abajo) sino que implementaría una política de salud que conlleve un cambio en las costumbres alimenticias. Por ejemplo, haría como hacen las escuelas de educación básica y básica superior en Estados Unidos: prohibir el consumo de los alimentos chatarra no sólo en sus cafeterías sino en cualquier instalación escolar. En otras palabras, el Pan Bimbo, Sabritas y Coca-cola estarían fuera de las escuelas y sus alrededores. Y los niños, al entrar en contacto con alimentos distintos, dejarían de consumir en exceso todos esos alimentos que un día le podrían provocar un infarto o una diabetes. Pero "¡Oh no!", las susodichas empresas apoyaron al actual gobernante de México cuando era candidato a la presidencia, debido a lo cual sólo en sueños se combatirá el problema de la obesidad en las raíces: cambiando las costumbres alimenticias desde la infancia. Al final, como ocurre desde Vicente Fox, las acciones de gobierno del PAN son como sus campañas mediáticas: presumir que se hace algo (en la superficie) sin hacer nada en las raíces. Mejor me voy por una coca bien fría…

Según este blog, 1 de cada 10 pacientes del Instituto Mexicano del Seguro Social tiene diabetes.

Aquí el video de la camapaña contra la diabetes de PREVENIMSS:




Pin It

5 comentarios:

DorisFM dijo...

¿Ya habrá visto Carstens esos spots? :P

DorisFM dijo...

Fuera de broma, sí, es preocupante que se condene en vez de proponer soluciones reales y de promover la prevención; y es indignante, porque finalmente quien debiera ocuparse de eso que llaman bienestar social y respetar a los ciudadanos, es precisamente el gobierno federal. Snif.

Marco dijo...

Asi es Doris. Yo no digo que todo sea culpa del gobierno, pero es verdad que, en el caso de los anuncios, es muy fácil lavarse las manos y no generar políticas públicas en una cuestión tan importante... y ademas, como tú has sugerido en el 1er comentario: ¿Tienen calidad moral para hacerlo? suerte! y gracias por leer :)

Anónimo dijo...

gordos apestosos jajaja no enserio hay que tomar cartas en el asunto cada persona

Anónimo dijo...

Apestosa tu puta madre ja ja ja no en serio chinga tu madre