lunes, octubre 04, 2010

Un pastel con la bandera de México



 En septiembre de 2006 estuve de visita en Nitra, Eslovaquia. Cuando llegué al departamento de Monika, la amiga que visitaba, lo primero que vi fue un pastel decorado con la bandera de México. Debo decir que quedé muy sorprendido.

Es curioso lo que pasa cuando uno se aleja del lugar donde vive por un tiempo: cuando las personas, los lugares no están físicamente, toman un significado mucho más poderoso. De pronto tuve conciencia que yo era mexicano y que me gustaba serlo en muchos sentidos. Yo no me veo como un nacioanlista... nis iquiera como un patriota. Pero si me veo como mexicano. Y por eso aquel gesto de mi amiga (y de su prima Sisa que había decorado el pastel) hicieron que sonriera emocionado. Era un privilegio ser de México, tener amigos en un país tan lejano como la hermosa Eslovaquia, pero sobre todo saber que tengo un hogar, donde formo parte de los  lugares y los recuerdos de mucha gente.

Si algo significa ser de un país tendría que ser eso y no el nacionalismo. Pero eso es otra historia...

Como se puede ver, el color de la bandera está equivocado porque debe ser verde,blanco y rojo, pero el detalle del escudo y el hecho mismo del pastel fue impagable. Gracias Monika y Sisa
Pin It

5 comentarios:

DorisFM dijo...

Eso último sonó a anuncio de MasterCard, ji ji; pero sí, es increíble cómo se resignifica el lugar de origen, cuando hay distancia de por medio.

Marco dijo...

¿què puedo decir? estoy mediatizado de manera lamentable...

Anónimo dijo...

:~) Your welcome Marcos. How are you these days,anyway. I apologize for replacing the colours of the flag.
Have a great day.
Sisa

Anónimo dijo...

Que pastel tan ojete, echenle ganas!!!

Anónimo dijo...

Rojo blanco y verde? Que moderna ya hasta cambio el orden de colores