miércoles, mayo 21, 2008

China, diseña modelo de estado policiaco con ayuda de empresas norteamericanas












200 mil cámaras vigilan a los habitantes de Shenzhen... Foto de Peter Bialobrzeski

Hace treinta años la nueva ciudad china de Shenzhen no existía. Era apenas una región de caseríos hechos de barro. Hoy en día, la ciudad cuenta con más de 4 millones de personas, rascacielos espectaculares y miles de fábricas donde se producen más de la mitad de las cosas que uno tiene en casa: desde mesas y sillas, celulares, Ipods, automóviles y casi de seguro la impresora que tienes en casa. Esto, que Naomi Klein llama "estalinismo de mercado" en un reciente artículo publicado en la Revista Rolling Stone, ha conllevado un mayor control policíaco con ayuda de contratistas de defensa de los Estados Unidos que han implementado un modelo de estado policiaco de alta tecnología, que según algunas autoridades chinas está listo para su exportación.

Como China se prepara para mostrar sus avances económicos durante los próximos Juegos Olímpicos en Pekín, Shenzhen, dice Naomi Klein, "actúa como un laboratorio, un campo de pruebas para la próxima fase de un gran experimento social. En los últimos dos años, unas 200,000 cámaras de vigilancia han sido instaladas por toda la ciudad. Muchas de ellas están en los espacios públicos, disfrazadas de farolas. El circuito cerrado de cámaras de televisión pronto estará conectado a una única red nacional, una visión del sistema que será capaz de rastrear e identificar a cualquiera dentro de su alcance. Este proyecto de estado policiaco, al estilo orwelliano, es impulsado por Estados Unidos y durante los próximos tres años, los encargados de seguridad chinos predicen la instalación de hasta 2 millones de cámaras de vigilancia tan sólo en Shenzhen, lo que convertiría a la ciudad en la más vigilada del mundo”.

Al respecto, un artículo de The Daily Galaxy escrito por Casey Kazan, explica que estas cámaras de seguridad forman parte de una red mucho más amplia de alta tecnología de vigilancia y censura conocida como "Golden Shield"que utiliza tecnologías provenientes de gigantes tecnológicos de Estados Unidos, como IBM y General Electric.

En dicho artículo se cita también una entrevista que Naomi Klein sostuvo con Stephen Harrington, un consultor de negocios norteamericano que se encontraba en Shenzhen para dar unas clases sobre gestión de marcas comerciales. En dicha entrevista Harrington dijo:

"Puedo garantizarle que hay personas en la administración Bush que están estudiando el uso de las tecnologías de vigilancia que se están desarrollando aquí y que ya tienen un bosquejo de plan para ponerlas en práctica en Estados Unidos...". El consultor agregó, "Ya podemos ver en Nueva York cámaras de circuito cerrado de televisión. Una vez que hay cámaras, se tiene la infraestructura para un poderoso sistema de seguimiento. Estoy preocupado de lo que esto significa, pues si el gobierno de los EE.UU. se apoya en el totalitarismo y comienza a emplear la alta tecnología para vigilar aún más a los ciudadanos, esto representaría una amenaza para la democracia norteamericana. "

En el artículo que Naomi Klein escribió para la Revista Rolling Stone, la periodista da cuenta de lo que se jactaron los directivos de la Compañía de teléfonos móviles más grande de China (China Mobile) durante una conferencia ante ejecutivos de empresas de comunicación: "nosotros no sólo sabemos quién es usted, sabemos también dónde se encuentra." Y ante la pregunta acerca de la privacidad del cliente, uno de los directivos de China Mobile respondió que su compañía "sólo ofrece este tipo de datos a las autoridades gubernamentales."

Para pensar...

Pin It

1 comentario:

senses or nonsenses dijo...

es impresionante.
tu post me ha ayudado mucho, me he permitido linkarlo a mi blog.

saludos.